LA IGLESIA, EL PAPA Y SU COMUNICACIÓN

Buen momento para plantearse cómo comunica la Iglesia, pero no sin antes esta breve introducción:

Hace una semana su Santidad emitía un comunicado que copó rápidamente las portadas de todos los medios de comunicación de todo el mundo. A medida que iba pasando las horas y, posteriormente los días, una misma notica era tratada, dependiendo de las diferentes ideologías, de una manera u otra. Un hombre al que desde diferentes ámbitos se le ha faltado gravemente el respeto, en dónde diferentes medios de comunicación, personalidades y diferentes compañías han utilizado su nombre e imagen a su libre albedrío. En dónde no importaba si era verdad o mentira, si era ofensivo o humillante lo que se decía sobre su persona.

Los hechos objetivos son evidentes: un líder, bueno, cercano, humilde, que ha sido capaz de regalar su vida por amor y servicio a la Iglesia, un hombre  que ha pedido perdón por activa y pasiva por los errores cometidos, que ha dado la cara sin esconderse,  que ha condenado e investigado dentro de la Iglesia.

Un Papa que ha intentado unir en lugar de desunir, que ha sabido escuchar diferentes sensibilidades e ideologías intentando acercar posturas. Un hombre excelente, culto, cultísimo, un anciano ejemplar, un corazón que desborda humanidad y humildad, infinita bondad. Es cierto, su Santidad ha sido crítico con quién entendía que debía de serlo, y al mismo tiempo también, era y es exigente consigo mismo. Crítico también con los suyos, a los que exigía y exige excelencia, ejemplo, que sepan pedir perdón y perdonar sin rencor, reconocer errores y poner medios para no volver a cometerlos. A los que exige amar sin condiciones, a los que les dice que se aparten del egoísmo… y es que la Iglesia está formada por personas corrientes, como tú y como yo, con grandes virtudes y debilidades. Lo que hace falta es escucharla, como es normal, para poder opinar con rigor, para entenderla, para ser justos.

Su renuncia no es un paso atrás, es un gesto en el que se demuestra una vez más su vocación de servicio, de donación, de amor. Un líder que sabe retirarse cuando entiende que es el momento, cuando, escuchando las necesidades de la Iglesia, su Iglesia,  entiende que lo mejor para Ella es la renuncia. Estos días se hablará mucho, se opinará y dirá de todo. Algo que no es nuevo. Es momento de ser más prudentes que nunca.

Quizá muchos malos entendidos de la historia de la Iglesia también  hayan sido por una comunicación que podría mejorarse.  En ocasiones la manera de transmitir un mensaje es más importante que el mensaje en sí. En ocasiones es difícil dar de comer a alguien que no tiene hambre, hay personas que sin quererlo no están preparadas para digerir según qué mensajes, pero ese hambre, esos dientes necesarios para poder morder y posteriormente digerir,  pueden despertarse y crearse,  y de eso se encarga y puede solucionarlo una  publicidad efectiva.

Las campañas de la Iglesia no son realizadas para manipular a nadie, son lanzadas para que hagamos trabajar nuestra conciencia, nuestra razón y corazón. Sus mensajes están orientados a ayudar a los demás. Si la iglesia intenta enseñar su cometido es precisamente porque aquello que le hace feliz a Ella quiere que los demás también lo aprendan, como es normal; todos intentaríamos mostrarle a nuestros seres queridos  algo que nos reporta felicidad.

Quizá otra comunicación por parte de la Iglesia sea necesaria, quizá más efectiva, pero eso no quiere decir que no se siga defendiendo todo aquello que durante siglos se ha ido defendiendo.

El fondo debe ser el mismo y así será, otra cosa diferente es cómo se trasmita.

Lo “bueno” y “malo” no viene interpuesto por la sociedad, porque este consenso social puede estar equivocado. Las leyes nazis o el sufragio censitario son un ejemplo cercano.

Defender una misma postura, en torno a uno o varios asuntos durante siglos, no es estar estancado en el pasado, es sinónimo de coherencia, de lucha por la verdad, de justicia.

Opinar diferente no es estar en contra ni de nada ni de nadie, defender una postura no es atacar la opinión contraria.

Acabo este artículo mostrando mi respeto y admiración por una Iglesia que, con sus errores como toda institución integrada por personas, lucha diariamente para comunicar un mensaje de enorme respeto, donación, servicio y amor a los demás.

Javier Pacheco Doria

Opus Dei - Un bombero coloca en el brazo de la Virgen una corona de flores que previamente le ha entregado el Papa. Allí quedará durante todo el año.

 

LOS EVENTOS SE COMEN EL MUNDO

Un evento para un estreno, para una nueva colección, incluso para una colonia.  Está de moda hacer eventos para casi cualquier cosa, y sin lugar a dudas es una tendencia que ha aumentado potencialmente el mercado laboral de la organización de este tipo de acontecimientos.

Es una forma original de dar a conocer algo sin seguir las rutinarias cuñas de radio o los constantes spots de televisión. Estamos presenciando el mundo de lo real, de vivir la experiencia de la marca o el producto. Podemos hacer casi cualquier cosa.

Esta nueva tendencia ha generado situaciones creativas únicas y potenciando nuevos negocios. Es sin duda un arma muy poderosa para el mundo de la comunicación, pues por fin podemos ver y tocar aquello que nos quieren vender y esto es una ventaja se mire por donde se mire.

La lista de los motivos y los productos por los que se hace un evento es interminable pero esto no hace sino solo aumentar la capacidad de los creativos y los organizadores de enfrentarse a nuevos retos en su profesión. Ya no es solo un evento de un coche con un simple cóctel posterior, ahora se pueden hacer hasta eventos para vender ideas abstractas o intangibles y esto si que tiene mucho merito.

Sigamos adelante todos aquellos que deseamos dedicarnos a este mundo y consigamos hacer posible lo imposible.

Convirtamos los sueños en eventos.

Isabel Vázquez Sacristán

UN EVENTO PARA TODO

Vivimos en un era en la que celebramos cualquier cosa; todo es una buena excusa para montar una buena fiesta y celebrar por todo lo alto hasta la cosa más nimia del mundo.

Las empresas de eventos preparan desde presentaciones de producto hasta fiestas de cumpleaños. Y hasta ahora, habíamos entendido que estaba bien celebrar las premieres de nuevas películas, con alguna fiestecilla incluida en las mismas. Pero lo que nos quedaba por ver era un evento para estrenar capítulos de series, que aun entendiendo que existen series que han marcado un hito en la historia televisiva, existen veces que puede resultar excesivo.

La Fox estrenará el último episodio de la serie House de forma simultánea a Estados Unidos. Será el 22 de mayo a las 6:30 de la mañana. Este episodio, que pondrá punto final a ocho temporadas de éxito de una serie y un personaje que ya son historia de la televisión, llegará de forma excepcional a la cadena de televisión el martes 22 de mayo, con una emisión especial en versión original subtitulada que coincide con el horario de prime time en Los Ángeles.

Además, Fox refuerza la despedida de la serie con la emisión en versión original subtitulada de todos los episodios que restan hasta el final, los martes, a las 23.15 horas, 24 horas después que en Estados Unidos.

Fnac y House

Asociado a este evento, Fnac realizará visionados del último episodio para el público. Será la tarde del martes 22 de mayo en los siguientes centro: Fnac Callao (Madrid), Fnac Castellana (Madrid), Fnac L’Illa (Barcelona) y Fnac Valencia.

Elegida recientemente como la serie más popular del mundo con 81’8 millones de espectadores en 66 países, según el libro Guinness de los récords de 2012, House ha conseguido cuatro premios Emmy, incluido uno para su creador y productor ejecutivo David Shore, y 25 nominaciones, seis de las cuales han sido para Hugh Laurie como Mejor Actor de una serie dramática. Además él ha percibido dos nominaciones a los Globos de Oro y dos premios del Sindicato de Actores.

Definitivamente estamos en una época en la que tenemos “un evento para todo”.

Isabel Vázquez Sacristán

AMY SHACKLETON

Nos llama la atención el trabajo de esta joven canadiense Amy Shackleton, cuya técnica se caracteriza por utilizar botes de plástico con pintura (squeeze Bottle paint) en lugar de los tradicionales pinceles.

Amy combina estas herramientas con la fotografía para formar entornos únicos donde contrasta la realidad con la abstracción, lo urbano con lo rural y el mate con el brillo.

El efecto que causa es una apertura a otra realidad dónde predominan los colores creando nuevos espacios impactantes para nuestros sentidos.

Aquí os dejo una muestra de su obra y un video en el que se ve reflejada su técnica.

Aitana Arias