UN EVENTO PARA TODO

Vivimos en un era en la que celebramos cualquier cosa; todo es una buena excusa para montar una buena fiesta y celebrar por todo lo alto hasta la cosa más nimia del mundo.

Las empresas de eventos preparan desde presentaciones de producto hasta fiestas de cumpleaños. Y hasta ahora, habíamos entendido que estaba bien celebrar las premieres de nuevas películas, con alguna fiestecilla incluida en las mismas. Pero lo que nos quedaba por ver era un evento para estrenar capítulos de series, que aun entendiendo que existen series que han marcado un hito en la historia televisiva, existen veces que puede resultar excesivo.

La Fox estrenará el último episodio de la serie House de forma simultánea a Estados Unidos. Será el 22 de mayo a las 6:30 de la mañana. Este episodio, que pondrá punto final a ocho temporadas de éxito de una serie y un personaje que ya son historia de la televisión, llegará de forma excepcional a la cadena de televisión el martes 22 de mayo, con una emisión especial en versión original subtitulada que coincide con el horario de prime time en Los Ángeles.

Además, Fox refuerza la despedida de la serie con la emisión en versión original subtitulada de todos los episodios que restan hasta el final, los martes, a las 23.15 horas, 24 horas después que en Estados Unidos.

Fnac y House

Asociado a este evento, Fnac realizará visionados del último episodio para el público. Será la tarde del martes 22 de mayo en los siguientes centro: Fnac Callao (Madrid), Fnac Castellana (Madrid), Fnac L’Illa (Barcelona) y Fnac Valencia.

Elegida recientemente como la serie más popular del mundo con 81’8 millones de espectadores en 66 países, según el libro Guinness de los récords de 2012, House ha conseguido cuatro premios Emmy, incluido uno para su creador y productor ejecutivo David Shore, y 25 nominaciones, seis de las cuales han sido para Hugh Laurie como Mejor Actor de una serie dramática. Además él ha percibido dos nominaciones a los Globos de Oro y dos premios del Sindicato de Actores.

Definitivamente estamos en una época en la que tenemos “un evento para todo”.

Isabel Vázquez Sacristán

SOBREVIVIR A UNA CENA DE GALA

Vamos a intentar con este post reducir los sudores fríos que nos recorren la espalda cuando recibimos una invitación para una cena de gala.

Empecemos por lo más básico, contestar a la invitación y confirmar nuestra asistencia es imprescindible y de buena educación. Por lo tanto la organización pondrá a vuestra disposición un email o un número de teléfono donde podréis confirmarlo.

Sigamos pues con el vestuario, una cena de gala por definición es de noche y por lo tanto requiere la máxima etiqueta, es decir, un traje lago evitando excesos y florituras con unos tacones altos pero que al mismo tiempo nos permitan aguantar toda la noche y que esten en perfecta sintonía con el vestido.

Las joyas procurar que sean buenas y guardar la bisutería en el cajón más profundo de la cómoda.  Para los hombres el frac es la máxima etiqueta posible se compone de chaqueta negra con botonadura simple o cruzada, corta por delante y larga por detrás terminada en pico. Camisa blanca con pechera almidonada y cuello alto. Chaleco ajustado blanco y negro en invitaciones académicas. Pantalones negros, con tira brillante vertical en el lado exterior de los camales. Zapatos negros brillantes con cordoneras y calcetines finos de color de los zapatos. Lo más correcto es lucirlo con guantes blancos y sombrero de copa. Admite condecoraciones.

Y ya estáis listos para salir hacia la cena.

Continuemos con el comportamiento más básico y que nos ayudara a salir de cualquier circunstancia peliaguda. Los saludos por lo general parten de los hombres hacia las mujeres y de las personas con mayor cargo hacia las de menor cargo.  Tras los saludos vienen las conversaciones, si en algún momento nos percatamos de que estamos en una situación incómoda el silencio es la opción más inteligente o una frase muy socorrida como, aún no me he hecho una opinión al respecto.

Si hemos sobrevivido al momento grupitos de conversación llega la hora de sentarnos a la mesa. En general en este tipo de cenas tienen un servicio excelente y solo nos tendremos que preocupar de los cubiertos que siempre van de fuera hacia dentro. Así que solo tendréis que seguir el orden en el que os lo han puesto y las bebidas irán poniéndose en el orden de los platos.

Tocan las despedidas pertinentes, dar las gracias por todo y conseguido, habréis sobrevivido a vuestra primera cena de gala. Enhorabuena.

Isabel Vázquez Sacristán