FOODSCAPES

Carl Warner es el creador de estos maravillosos paisajes realizados con comida, bautizados como “Foodscapes”.

Los “Foodscapes” se crearon en Londres, en su estudio, donde se construyen encima de una gran mesa triangular. Las escenas son fotografiadas por capas, desde el primer plano hasta el fondo y el cielo, ya que el proceso es muy lento, por lo que la comida se estropea rápidamente bajo las luces. Cada elemento se junta en la post-producción para lograr la imagen final.

Para los curiosos, aquí os dejo su página web: http://www.carlwarner.com/

Ángela Santidrián Manzanedo

GÉRALDINE GEORGES

Géraldine Georges, es una artista y diseñadora que combina hermosas fotografías de cuerpos femeninos con fluidos dibujos abstractos, logrando producir estas preciosas piezas de arte que simbolizan a mujeres atrapadas entre dos mundos.

Estas son unas pocas obras de esta magnífica diseñadora, pueden visitar su página: http://www.geraldinegeorges.be/perso.php

Pilar Gallardo Megías

WALT DISNEY Y SALVADOR DALÍ, ¿AZAR O DESTINO?

Hace 57 años, Disney comenzó un proyecto llamado Destino. Se originó en 1946, cuando Walt Disney y Salvador Dalí comenzaron a realizar estas caricaturas.

El storyboard duró ocho meses, pero debido a los problemas financieros de Walt Disney Company, cesó su producción.

En 1999 utilizando el storyboard original, se desarrolló la animación completa, con la participación de 25 animadores, puesto que de la animación original solo se realizaron 17 segundos.

En 2003, por fin se dio a luz a esta obra de arte, nunca mejor dicho, y se presentó en el festival de cine de Nueva York.

La animación recibió un Óscar por mejor corto animado obteniendo excelentes críticas.

Pilar Gallardo Megías

COMO MARIONETAS

 
La clave de una acción, es que, cada vez en mayor medida, la decisión y valores de marca dependen del público.
Puede quedar la duda de si la comunicación ha comenzado a “responder”, dejando de “proponer”.
Esta relación entre marca y público, muchas veces puede llevarnos a lo predecible, por lo que no debemos abusar de dejar influir al público. Debe hacerlo, sí, pero con un control.
Esta interacción, afecta a las  pequeñas y medianas empresas, que sueñan con “diferenciarse y ser relevantes”, pero que terminan rindiéndose a los supuestas demandas de una clientela que, a priori, parece que no admite propuestas que se alejen de su criterio.
Escuchar al público, no implica que tengamos que ser fieles a todos y cada uno de sus dictados, pues al fin y al cabo, es el público el que debe ser fiel a la marca.

Este vídeo, refleja, lo imprevisible de los valores de marca y la creatividad que pueden sustentar, haciendo interactuar al público y dándoles protagonismo.

Ángela Santidrián Manzanedo