“NUNCA HAY QUE DEJAR EL PASADO ATRÁS”

Hoy en día, siempre que pensamos en ilustración, pensamos en imágenes digitales de una calidad perfecta, dibujos trazados a ordenador y cosas por el estilo.

Pero creo que nunca viene mal recordar un poco que la generación de hoy en día no es la que ha descubierto el mundo, y que la ilustración viene desde hace nada más y nada menos que unos 50000 años aproximadamente. Y te preguntarás, ¿cómo podemos saber esto? Pues tan fácil y sencillo como mirar las pinturas rupestres. Estas imágenes podían haber sido uno de los medio de comunicación más importantes de por aquel entonces.

El hombre siempre ha tenido la necesidad de plasmar imágenes para comunicar y describir al resto del mundo acontecimientos y hechos (ya sean reales o imaginarios).

Un brillante ejemplo de narrativa visual y de los más antiguos de la historia, que he podido ver en un libro, es la Columna de Trajano, os adjunto junto a este post una imagen para que vosotros también podáis observar su belleza.

 

No nos podemos olvidar de mencionar la invención de la imprenta en el siglo XV. Esto supuso un giro de 360º para la humanidad. A partir de ahí se podían hacer infinitas copias de grabados.

Así que os dejo la idea de investigar sobre nuestros antepasados, para innovar y mejorar las que ellos nos legaron.

Pilar Gallardo Megías

LOS MÍTICOS ESTUDIOS MORO

¿Quién no ha oído hablar de la Familia Telerín o no ha escuchado la famosa canción de “Vamos a la cama”?
Estos dibujos animados eran una ráfaga de Televisión Española que se encargaban de anunciar el final de la programación infantil para dar paso a la adulta.
Fue creada en 1964 por los hermanos Santiago y José Luis Moro y es la causa de la inmensa popularidad que tuvieron por crear uno de los mayores hitos de la historia de la Televisión Española.

Los hermanos Moro han sido los responsables de adentrarnos en el fantástico mundo de la publicidad. José Luis como ilustrador y Santiago como creativo y empresario inventaron los anuncios en el cine y después, revolucionaron la publicidad en televisión. Casi siempre incluían una melodía y un eslogan muy pegadizos.
De esta manera, terminaron convirtiendo un estudio casero dedicado a los dibujos animados en un centro y referencia en la publicidad. De los míticos estudios Moros salieron en los 50 y 60, anuncios que cambiarían radicalmente la vida de la clase media española ya que fueron los primeros en crear el producto a partir de la animación, es decir, el regalo publicitario.

Lluís Fernández, comisario de la exposición, ha querido homenajear a los Hermanos Moro en la exposición que lleva el título “El anuncio de la Modernidad. Los míticos Estudios Moro (1955-1970)”.
Para ello, se han reunido más de 200 de los mejores anuncios publicitarios de animación, imagen real y animación de marionetas así como la exposición de objetos vintage, juguetes y electrodomésticos protagonistas de los anuncios.

La exposición situada en la Sala El Águila (calle de Ramírez de Prado, 3 28045 Madrid) desde el 29 de febrero hasta el 6 de mayo, muestra algunos de estos anuncios:

Julia García