LA ENTRAÑABLE HISTORIA DE LEGO

Todos conocemos esta marca, nos hace soñar, recordar nuestra infancia y las horas muertas jugando por hacer las construcciones más disparatadas.

Cada segundo se montan 7 piezas de LEGO, tiene más de 3.900 artículos distintos y se comercializa en más de 130 países. En 2012, su beneficio neto alcanzó los 752 millones de euros. Un 35 por ciento más que en el año anterior, todo un éxito de ventas. Pero esta marca comenzó siendo una pequeña carpintería en Dinamarca. Para ello tenemos que remontarnos 59 años atrás.

Todo comenzó  cuando Ole Kirk Chirstiansen fundo su pequeña carpintería, y decidió crear versiones en miniatura de sus productos, como muestra de diseño, lo que le llevó (después de un cierre de la empresa) a relanzar su compañía y  comenzar a fabricar juguetes. En 1934 ya se dedicaba a hacer juguetes en exclusiva y la empresa pasó a llamarse LEGO, una palabra que proviene de “leg godt”, que en danés significa “juega bien”. En poco tiempo sus bloques de madera para construcciones pasaron a ser todo un éxito y a tener una desbordante demanda lo que hizo que empezasen a fabricarse en plástico, lo cual para la época, el que el plástico pudiese acabar sustituyendo a la madera era algo impensable. En 1949 crearon su principal diferencia comparativa: los botones superiores que les hacían poder unirse entre ellos.

Después de eso el negocio fue bastante rodado cuando incluyeron la rueda en sus piezas. A partir de ahí comenzaron las sofisticadas creaciones de la compañía. en 1966 lanzaron al mercado los trenes unos de sus mayores top ventas. Cuyo éxito dio lugar a la creación de los Legoland Park, con la representación en miniatura de ciudades, todo construido con las piezas de lego. Billund fue la primera ciudad que acogió este maravilloso mundo en pequeño, con una extensión superior a los 12.000 m2 cuadrados, que registró más de 650.000 visitantes durante el primer año y que en abril de 2012 celebraba sus 50 millones de visitas. En total son 10 las ciudades que tienen el privilegio de contar con un mundo LEGO. Después vinieron las recreaciones de personas articuladas, su serie ‘experto’ y sus creaciones espaciales lo que les llevaría a formar parte del merchandising de la archiconocida saga de Star Wars, hasta el punto de protagonizar su propia versión: Clone Wars.

Esto ha servido para crear uno de los mayores imperios de compañías en el mundo de los juguetes, siempre con la misma familia dueña de la compañía, que creía en unos principios y lograron realizar su sueño. Toda su historia ha sido recopilada en un precioso y emotivo vídeo en 3D  que cuenta todo lo que esas personas lucharon por ver cumplida su meta.

Fuente: Puro Marketing

Beatriz González Martín

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s